/ lunes 20 de septiembre de 2021

82 años de acción

Por: Ricardo Huerta

La historia de México no podría contarse sin la creación y la evolución de los partidos políticos. Una de las herramientas que los ciudadanos tienen a su disposición para desarrollar sus capacidades y talentos en la toma de decisiones que definen el rumbo de los habitantes del país. Muchos de estos partidos han nacido y se han extinguido en cuestión de meses, incluso algunos no pudieron llegar a concebirse y quedaron como intento de opción política. ¿Qué distingue a estos partidos de los que han llegado a durar más de una generación? Pensemos que los estatutos y los militantes de estos partidos que pasaron su proceso de gestación son los que realmente dan vida y les han permitido avanzar más allá de la asamblea constitutiva y han llegado a posicionarse en el poder público. Acción Nacional es un partido político que ha tenido altibajos a lo largo de su historia, que incluso ha perdido su registro en muchos de los municipios del país y al mismo tiempo llegó a convertirse en primera fuerza política en todo el país, llevando a dos candidatos a la Presidencia de la República.

Fundado en 1939, el Partido Acción Nacional ha venido recopilando las ideas de sus fundadores y de personajes que han participado en su promoción y su vida interna. Es, pues, un partido en constante cambio de dirigentes, pero con una base sólida en cuanto a su ideario y doctrina, siendo esto el corazón del partido azul en México.

Este 14 de septiembre sus militantes celebramos su aniversario número 82, conmemoramos años de lucha, de apego a la democracia, de respeto a la ciudadanía en cuanto a su dignidad y a sus derechos político electorales. Pero también es un buen momento que se presenta para recordar aquellos hechos en los que sus dirigentes y políticos emanados han manchado su camino en la historia de México. Porque, hay que decirlo, han existido pequeños y grandes errores que demeritan al partido y provocan catarsis internas, incluso al punto de perder su registro en algunas localidades dentro del país. Y es precisamente lo que nos debe llevar a trabajar más arduamente en la construcción de esta brega de eternidad donde cada uno de sus militantes y simpatizantes formamos parte. Años de una eterna reflexión interna evidenciada por la crítica externa -que bien merecida- han tenido sus dirigencias para mejorar lo que se debe mejorar y para que en algún momento se pueda ver un real cambio hacia lo que se lee solamente en sus documentos.

La situación actual en la que se encuentra el país debe motivar a toda la base partidista, sus dirigentes y aliados a concretar un centro político donde todos quepan y donde todos aporten a mantenerlo como una opción real para los votantes; acciones de real convencimiento, estrategias electorales exitosas y gobiernos humanistas que respondan a las expectativas de los más exigentes ciudadanos.

¿Será que estamos en el mejor momento para hacer del PAN la mayor fuerza política del país y que represente las causas y privilegie los intereses generales de sus habitantes?

Podríamos pensar que sí, pero la tarea no es solamente diseñarlo, sino ponerlo en práctica, lo cual conlleva una serie de esfuerzos en conjunto y una estricta ordenación en donde cada quien conozca sus atribuciones y sus tareas en el lugar y momentos precisos, además de evitar las acciones que dañan la reputación de esta organización política.

El papel que desempeña el Partido Acción Nacional en la vida política del México contemporáneo ha suscitado en los últimos años el interés de investigadores y politólogos, tanto nacionales como extranjeros. A título de ejemplo conviene resaltar los últimos triunfos en los que se veía complicado cantar una victoria en el Estado de Chihuahua, pero que al final resultó en un éxito que dará mucho de que hablar: el triunfo de Maru Campos a la gubernatura significó un hecho histórico que marcará un antes y un después en la historia política de Chihuahua, puesto que la ahora Gobernadora llevaba contra sí a la estructura federal del Presidente de la República y al aparato gubernamental del exgobernador. Así de extraño es Acción Nacional, así de trascendente so sus principios para obtener victorias.


A 82 años de la fundación del PAN resulta necesario que volvamos al origen de su creación, en donde participaron numerosas personalidades de la época, muchos de ellos ahora desconocidos por las actuales generaciones. Estos fundadores provienen de diferentes horizontes ideológicos, como Aquiles Elorduy, Toribio Esquivel Obregón, entre otros. Muchos abandonaron sus filas, unos a causa de su edad y otros por razones políticas; por ello siempre atendemos a buscar los consejos de Manuel Gómez Morín y de Efraín González Luna, quienes fueron los formadores del pensamiento del partido, pensamiento que ha trascendido épocas y se mantiene vigente.

Tiempos van y tiempos traen modas y diferentes concepciones de ver al mundo, por ello las bases panistas muchas veces exigen cambios intrapartidistas, tratando en buena lid de que el partido siga despertando intereses y emociones al nuevo electorado, casos como los conceptos de Nación, el papel de la familia, de la vida y el papel del Estado han sido actualizados; y por otro lado la doctrina, los programas de acción y los principios del PAN se mantienen inmutables.

Por lo anterior, a menudo, por no decir casi siempre, se tacha a Acción Nacional de partido reaccionario y conservador e incluso se le emparenta con doctrinas del siglo XIX, algo que está muy alejado de la realidad.

Este aniversario, que se presenta en medio de una renovación de sus dirigencias nacionales y en algunos casos local, representa la oportunidad ideal para que se planteen los retos y se echen andar las voluntades de las personas que se consideran panistas para dignificar el nombre del partido, siendo esta una tarea titánica pero eficaz para seguir celebrando su existencia por muchos años más.


jesushuertamx@gmail.com


Twitter: @jesushuertamx


Por: Ricardo Huerta

La historia de México no podría contarse sin la creación y la evolución de los partidos políticos. Una de las herramientas que los ciudadanos tienen a su disposición para desarrollar sus capacidades y talentos en la toma de decisiones que definen el rumbo de los habitantes del país. Muchos de estos partidos han nacido y se han extinguido en cuestión de meses, incluso algunos no pudieron llegar a concebirse y quedaron como intento de opción política. ¿Qué distingue a estos partidos de los que han llegado a durar más de una generación? Pensemos que los estatutos y los militantes de estos partidos que pasaron su proceso de gestación son los que realmente dan vida y les han permitido avanzar más allá de la asamblea constitutiva y han llegado a posicionarse en el poder público. Acción Nacional es un partido político que ha tenido altibajos a lo largo de su historia, que incluso ha perdido su registro en muchos de los municipios del país y al mismo tiempo llegó a convertirse en primera fuerza política en todo el país, llevando a dos candidatos a la Presidencia de la República.

Fundado en 1939, el Partido Acción Nacional ha venido recopilando las ideas de sus fundadores y de personajes que han participado en su promoción y su vida interna. Es, pues, un partido en constante cambio de dirigentes, pero con una base sólida en cuanto a su ideario y doctrina, siendo esto el corazón del partido azul en México.

Este 14 de septiembre sus militantes celebramos su aniversario número 82, conmemoramos años de lucha, de apego a la democracia, de respeto a la ciudadanía en cuanto a su dignidad y a sus derechos político electorales. Pero también es un buen momento que se presenta para recordar aquellos hechos en los que sus dirigentes y políticos emanados han manchado su camino en la historia de México. Porque, hay que decirlo, han existido pequeños y grandes errores que demeritan al partido y provocan catarsis internas, incluso al punto de perder su registro en algunas localidades dentro del país. Y es precisamente lo que nos debe llevar a trabajar más arduamente en la construcción de esta brega de eternidad donde cada uno de sus militantes y simpatizantes formamos parte. Años de una eterna reflexión interna evidenciada por la crítica externa -que bien merecida- han tenido sus dirigencias para mejorar lo que se debe mejorar y para que en algún momento se pueda ver un real cambio hacia lo que se lee solamente en sus documentos.

La situación actual en la que se encuentra el país debe motivar a toda la base partidista, sus dirigentes y aliados a concretar un centro político donde todos quepan y donde todos aporten a mantenerlo como una opción real para los votantes; acciones de real convencimiento, estrategias electorales exitosas y gobiernos humanistas que respondan a las expectativas de los más exigentes ciudadanos.

¿Será que estamos en el mejor momento para hacer del PAN la mayor fuerza política del país y que represente las causas y privilegie los intereses generales de sus habitantes?

Podríamos pensar que sí, pero la tarea no es solamente diseñarlo, sino ponerlo en práctica, lo cual conlleva una serie de esfuerzos en conjunto y una estricta ordenación en donde cada quien conozca sus atribuciones y sus tareas en el lugar y momentos precisos, además de evitar las acciones que dañan la reputación de esta organización política.

El papel que desempeña el Partido Acción Nacional en la vida política del México contemporáneo ha suscitado en los últimos años el interés de investigadores y politólogos, tanto nacionales como extranjeros. A título de ejemplo conviene resaltar los últimos triunfos en los que se veía complicado cantar una victoria en el Estado de Chihuahua, pero que al final resultó en un éxito que dará mucho de que hablar: el triunfo de Maru Campos a la gubernatura significó un hecho histórico que marcará un antes y un después en la historia política de Chihuahua, puesto que la ahora Gobernadora llevaba contra sí a la estructura federal del Presidente de la República y al aparato gubernamental del exgobernador. Así de extraño es Acción Nacional, así de trascendente so sus principios para obtener victorias.


A 82 años de la fundación del PAN resulta necesario que volvamos al origen de su creación, en donde participaron numerosas personalidades de la época, muchos de ellos ahora desconocidos por las actuales generaciones. Estos fundadores provienen de diferentes horizontes ideológicos, como Aquiles Elorduy, Toribio Esquivel Obregón, entre otros. Muchos abandonaron sus filas, unos a causa de su edad y otros por razones políticas; por ello siempre atendemos a buscar los consejos de Manuel Gómez Morín y de Efraín González Luna, quienes fueron los formadores del pensamiento del partido, pensamiento que ha trascendido épocas y se mantiene vigente.

Tiempos van y tiempos traen modas y diferentes concepciones de ver al mundo, por ello las bases panistas muchas veces exigen cambios intrapartidistas, tratando en buena lid de que el partido siga despertando intereses y emociones al nuevo electorado, casos como los conceptos de Nación, el papel de la familia, de la vida y el papel del Estado han sido actualizados; y por otro lado la doctrina, los programas de acción y los principios del PAN se mantienen inmutables.

Por lo anterior, a menudo, por no decir casi siempre, se tacha a Acción Nacional de partido reaccionario y conservador e incluso se le emparenta con doctrinas del siglo XIX, algo que está muy alejado de la realidad.

Este aniversario, que se presenta en medio de una renovación de sus dirigencias nacionales y en algunos casos local, representa la oportunidad ideal para que se planteen los retos y se echen andar las voluntades de las personas que se consideran panistas para dignificar el nombre del partido, siendo esta una tarea titánica pero eficaz para seguir celebrando su existencia por muchos años más.


jesushuertamx@gmail.com


Twitter: @jesushuertamx


ÚLTIMASCOLUMNAS
sábado 23 de abril de 2022

Decisiones valientes

Ricardo Huerta

lunes 15 de noviembre de 2021

Aciertos de Maru

Por Ricardo Huerta Desde que comenzó la actual administración estatal hemos estado observando en las redes sociales de la Gobernadora cómo su agenda se ha diversificado y ha puesto principal énfasis en las relaciones con actores políticos de talla nacional, pero también con embajadores de otros países, lo cual resulta en un acierto por parte de la Gobernadora y una referencia para conocer la capacidad que tiene Maru de estar en las esferas de más alto nivel. Desde que se convirtió en Gobernadora de uno de los estados que representa mayor dinamismo en sus relaciones exteriores, Maru ha sabido distribuir sus esfuerzos y se ha posicionado naturalmente como uno de los perfiles más fuertes que tiene la ciudadanía que la acompaña para seguirlos abanderando en futuros proyectos. Por ello, ahora se le distingue por reforzar lazos diplomáticos y de cooperación económica con representantes de otros países y con empresas extranjeras, trayendo consigo mayores incentivos a Chihuahua en materia de empleo e innovación. Con esto, Maru busca no sólo posicionar a Chihuahua como centro del desarrollo económico en el norte del país, sino que todo México sepa que en Chihuahua se está gobernando bien y para todos. Sandra Shaddik (Canadá), Ragnhild Imerslund (Noruega), representantes de la Organización de las Naciones Unidas y de la UNICEF, la Organización Internacional para las Migraciones, además de ser reconocida como una de las mujeres que más inspiran de México, entre otros reconocimientos y acciones han llevado a la Gobernadora de Chihuahua a otro nivel. Resultará interesante ver lo que la Gobernadora prepara para seguir con esa agenda de relaciones públicas que sin duda la están perfilando como una de las favoritas del panismo de orden nacional para representarnos en espacios cada vez de mayor nivel.

Ricardo Huerta

martes 19 de octubre de 2021

Viviendas de calidad

Ricardo Huerta

lunes 20 de septiembre de 2021

82 años de acción

Ricardo Huerta