/ miércoles 18 de septiembre de 2019

Empleos… ¿Qué es eso?

En lo que va del año llevamos generados soló 300,000 de 800,000 empleos que sería lo menos que se podría esperar estuviera creciendo la creación de empleos.

Desafortunadamente la industria de la construcción, que es un importante generador de competitividad para la economía mexicana, por el desarrollo de la infraestructura del desarrollo de la actividad económica del país, y que es un generador de empleos y uno de los más importantes detonadores del desarrollo regional está viendo días muy complicados.

En resumen y con las palabras más llanas, si a la construcción no le va bien, no le va bien a la economía en México.

Con la combinación del descenso de la inversión pública prevista para este año, más el retraso en el ejercicio del presupuesto, se ha provocado una caída en la facturación de las empresas de la construcción.

Según el Inegi, en 18 de las 32 entidades la facturación cerró el primer semestre de este año con números rojos, en 11 de esas 18 entidades con retrocesos, la caída alcanza dos dígitos y particularmente en Chiapas, Estado de México, Tabasco, Oaxaca y Zacatecas.

El retroceso es de 33% en el caso de Chiapas, y el 52% en el de Zacatecas.

La caída de la inversión gubernamental es del orden de 19% en el primer semestre y que ha afectado a 20 de los 32 estados del país, la inversión gubernamental presenta números rojos, con esto no hay cómo contrarrestar este efecto con la resultante en la economía. La Cámara de la Construcción calcula que el retraso del ejercicio de la inversión pública es de menos de la cuarta parte del presupuesto.

Esta situación pone en peligro 120,000 empleos y a una de cada cinco empresas en el ramo de la construcción, donde obviamente las más vulnerables serán las empresas pequeñas que tendrán que cerrar gracias a las nuevas políticas gubernamentales, que prefieren que las personas se queden sin empleo y ahora pasen a formar parte del gran número de personas que no tienen cómo sobrevivir ni llevar un pan a la boca de ellos y de sus familias.

#AsíLasCosas #SinLlorar Gracias por leerme @MarAlmeyda


En lo que va del año llevamos generados soló 300,000 de 800,000 empleos que sería lo menos que se podría esperar estuviera creciendo la creación de empleos.

Desafortunadamente la industria de la construcción, que es un importante generador de competitividad para la economía mexicana, por el desarrollo de la infraestructura del desarrollo de la actividad económica del país, y que es un generador de empleos y uno de los más importantes detonadores del desarrollo regional está viendo días muy complicados.

En resumen y con las palabras más llanas, si a la construcción no le va bien, no le va bien a la economía en México.

Con la combinación del descenso de la inversión pública prevista para este año, más el retraso en el ejercicio del presupuesto, se ha provocado una caída en la facturación de las empresas de la construcción.

Según el Inegi, en 18 de las 32 entidades la facturación cerró el primer semestre de este año con números rojos, en 11 de esas 18 entidades con retrocesos, la caída alcanza dos dígitos y particularmente en Chiapas, Estado de México, Tabasco, Oaxaca y Zacatecas.

El retroceso es de 33% en el caso de Chiapas, y el 52% en el de Zacatecas.

La caída de la inversión gubernamental es del orden de 19% en el primer semestre y que ha afectado a 20 de los 32 estados del país, la inversión gubernamental presenta números rojos, con esto no hay cómo contrarrestar este efecto con la resultante en la economía. La Cámara de la Construcción calcula que el retraso del ejercicio de la inversión pública es de menos de la cuarta parte del presupuesto.

Esta situación pone en peligro 120,000 empleos y a una de cada cinco empresas en el ramo de la construcción, donde obviamente las más vulnerables serán las empresas pequeñas que tendrán que cerrar gracias a las nuevas políticas gubernamentales, que prefieren que las personas se queden sin empleo y ahora pasen a formar parte del gran número de personas que no tienen cómo sobrevivir ni llevar un pan a la boca de ellos y de sus familias.

#AsíLasCosas #SinLlorar Gracias por leerme @MarAlmeyda


miércoles 13 de noviembre de 2019

Hubris

miércoles 09 de octubre de 2019

Desaceleración del mundo

miércoles 18 de septiembre de 2019

Empleos… ¿Qué es eso?

miércoles 11 de septiembre de 2019

Presupuesto 2020

miércoles 04 de septiembre de 2019

Prohibir las bolsas: ¿Beneficio para quién?

miércoles 28 de agosto de 2019

Me dueles, Amazonas

miércoles 21 de agosto de 2019

Salud económica, endeble

jueves 08 de agosto de 2019

Sin palabras

Cargar Más