/ lunes 16 de octubre de 2023

El tren del Istmo

La comunicación del gobierno federal en este sexenio ha sido sumamente rara y mala. Todos los días tienen la atención del país por dos horas durante las mañaneras y no informan bien lo que deberían. Se convierten en horas de chismes y bromas para influir en la política nacional o hasta internacional. Lo peor de esto es que hay cosas buenas que están haciendo y que no han explicado de forma correcta. ¿Tu has escuchado sobre la obra que se está haciendo con el corredor interoceánico del Istmo de Tehuantepec?

Este proyecto del gobierno de México busca convertirse en una plataforma logística global enfocada en la manufacturación y el traslado de mercancías entre el océano Pacífico y el océano Atlántico a través del Istmo de Tehuantepec. Literalmente es crear la competencia del Canal de Panamá. Esto llega en un momento muy crítico porque el canal de Panamá está pasando por problemas de saturación y de sequía. Esto de la sequía se escucha raro, pero es que utilizan agua de presas para llenar los diques con los que elevan el agua para nivelar el avance de los buques. Hoy en día los barcos llegan a tardar hasta 10 días para poder cruzar el canal. Esto significa una desventaja logística enorme que podría solucionar este nuevo proyecto del Istmo en México.

El corredor interoceánico hace que en menos de 7 horas cruces el país de un océano a otro. Está diseñado para tener trenes de carga, de pasajeros y gasoductos. Con esto se le dará vida a la zona sur del país, donde se podrán establecer empresas y darle una vida económica a la zona, que hasta el día de hoy, ha sido siempre una carga económica para el país.

El proyecto trae consigo la remodelación de los puertos de Coatzacoalcos, Veracruz; y de Salina Cruz, Oaxaca. Lo cual haría ágil la carga y descarga de las mercancías que vienen en los barcos para cruzarlas por este corredor. Solo esperemos que también reformen los sistemas de aduanas que son un dolor de cabeza para el país pues se convierten en un cuello de botella para la logística internacional.

En lo personal, me emociona mucho que México esté haciendo este proyecto. ¿Cuando te habías imaginado hacerle competencia al Canal de Panamá? Pero sobre todo, me emociona que el sur del país ahora se convertirá en un polo de crecimiento económico. Lo que no concibo es porque no han sabido comunicar esta obra que fácilmente podría ser la más emblemática del sexenio. Ojo, no se necesita ser la más cara para ser la que más genere en el largo plazo.

Ya vienen las campañas y comenzarán las descalificaciones por todos lados. Creo que para la oposición es importante reconocer estos avances y proponer la exponenciación o crecimiento de estos proyectos. Tenemos que construir sobre lo construido y ponernos objetivos a largo plazo que impliquen no denostar los avances , al contrario, reconocerlos y proponer cómo mejorarlos. Ya existe la madurez política en la sociedad para saber reconocer que aplaudir una acción, no implica que todo lo demás esté bien. Creo que hay mejores formas de gobernar al país, pero eso no implica que no reconozcamos una acción positiva de este gobierno.


La comunicación del gobierno federal en este sexenio ha sido sumamente rara y mala. Todos los días tienen la atención del país por dos horas durante las mañaneras y no informan bien lo que deberían. Se convierten en horas de chismes y bromas para influir en la política nacional o hasta internacional. Lo peor de esto es que hay cosas buenas que están haciendo y que no han explicado de forma correcta. ¿Tu has escuchado sobre la obra que se está haciendo con el corredor interoceánico del Istmo de Tehuantepec?

Este proyecto del gobierno de México busca convertirse en una plataforma logística global enfocada en la manufacturación y el traslado de mercancías entre el océano Pacífico y el océano Atlántico a través del Istmo de Tehuantepec. Literalmente es crear la competencia del Canal de Panamá. Esto llega en un momento muy crítico porque el canal de Panamá está pasando por problemas de saturación y de sequía. Esto de la sequía se escucha raro, pero es que utilizan agua de presas para llenar los diques con los que elevan el agua para nivelar el avance de los buques. Hoy en día los barcos llegan a tardar hasta 10 días para poder cruzar el canal. Esto significa una desventaja logística enorme que podría solucionar este nuevo proyecto del Istmo en México.

El corredor interoceánico hace que en menos de 7 horas cruces el país de un océano a otro. Está diseñado para tener trenes de carga, de pasajeros y gasoductos. Con esto se le dará vida a la zona sur del país, donde se podrán establecer empresas y darle una vida económica a la zona, que hasta el día de hoy, ha sido siempre una carga económica para el país.

El proyecto trae consigo la remodelación de los puertos de Coatzacoalcos, Veracruz; y de Salina Cruz, Oaxaca. Lo cual haría ágil la carga y descarga de las mercancías que vienen en los barcos para cruzarlas por este corredor. Solo esperemos que también reformen los sistemas de aduanas que son un dolor de cabeza para el país pues se convierten en un cuello de botella para la logística internacional.

En lo personal, me emociona mucho que México esté haciendo este proyecto. ¿Cuando te habías imaginado hacerle competencia al Canal de Panamá? Pero sobre todo, me emociona que el sur del país ahora se convertirá en un polo de crecimiento económico. Lo que no concibo es porque no han sabido comunicar esta obra que fácilmente podría ser la más emblemática del sexenio. Ojo, no se necesita ser la más cara para ser la que más genere en el largo plazo.

Ya vienen las campañas y comenzarán las descalificaciones por todos lados. Creo que para la oposición es importante reconocer estos avances y proponer la exponenciación o crecimiento de estos proyectos. Tenemos que construir sobre lo construido y ponernos objetivos a largo plazo que impliquen no denostar los avances , al contrario, reconocerlos y proponer cómo mejorarlos. Ya existe la madurez política en la sociedad para saber reconocer que aplaudir una acción, no implica que todo lo demás esté bien. Creo que hay mejores formas de gobernar al país, pero eso no implica que no reconozcamos una acción positiva de este gobierno.


ÚLTIMASCOLUMNAS