/ jueves 14 de marzo de 2019

Punto y aparte

Conversando con el auditor superior del estado

La cita fue el sábado pasado en punto de las nueve de la mañana en uno de los salones de conocido hotel de la ciudad; los anfitriones: el licenciado Héctor Alberto Acosta y parte de su equipo de trabajo de la Auditoría Superior del Estado; los invitados: los integrantes de la Asociación de Editorialistas de Chihuahua; la razón, podría salir sobrando explicarla.

Con una experiencia más que requerida, Héctor Acosta dirige los retadores trabajos de la Auditoría Superior, organismo que atento a las voces de la sociedad tiene en su portal digital cuatro apartados en lo referente a la participación y denuncia ciudadana: en el primero invitan a los servidores públicos, ya sea estatales o municipales, a compartir irregularidades en su propia área de trabajo; en otro invitan a los ciudadanos a realizar sugerencias de fiscalización; un tercero se titula “Alerta empresarial”, enfocado a entes privados que interactúan con organismos públicos, y el cuarto es para denunciar a servidores públicos de la propia Auditoría que actúen con falta de ética en la función encomendada.

En la charla con los líderes de opinión nos mostraron datos proporcionados por Transparencia Internacional, donde al cierre del 2018 México se encontraba en el lugar 138 del ranking del índice de la percepción de la corrupción y en el contexto internacional nuestro país se encuentra posicionado con mayor corrupción que Argentina, Brasil, El Salvador, Panamá y Perú; un 61% de los resultados de una importante encuesta mostraron que el desempeño del gobierno contra dicha corrupción es deficiente. En el índice de soborno en América Latina y El Caribe nuestro país azteca se presenta con un preocupante 51% ocupando el primer lugar de esta zona geográfica. Las consecuencias de la corrupción se presentan en los ámbitos económicos, políticos y sociales del país. La inversión extranjera es menor que en otros países menos corruptos, la democracia se pone en entredicho y los niveles de violencia se presentan en altos lugares.

Después de haber sido electo a través de un concurso de oposición, Héctor Acosta enfrenta el duro compromiso de combatir la corrupción dejando a un lado por completo los colores y sus personales preferencias. Su equipo, que incluye a los licenciados José Luis Aldana en Normatividad y Seguimiento, Alejandra Rascón en Gestión, Gloria Elia Sánchez en Cumplimiento Financiero, Esaú Sánchez en Asuntos Penales y Leoncio Lara en Comunicación son gente con un perfil más que adecuado para el rol que les toca desempeñar. Nuestros mejores deseos y a realizar lo que también a nosotros como ciudadanos nos corresponda. Venga.


Conversando con el auditor superior del estado

La cita fue el sábado pasado en punto de las nueve de la mañana en uno de los salones de conocido hotel de la ciudad; los anfitriones: el licenciado Héctor Alberto Acosta y parte de su equipo de trabajo de la Auditoría Superior del Estado; los invitados: los integrantes de la Asociación de Editorialistas de Chihuahua; la razón, podría salir sobrando explicarla.

Con una experiencia más que requerida, Héctor Acosta dirige los retadores trabajos de la Auditoría Superior, organismo que atento a las voces de la sociedad tiene en su portal digital cuatro apartados en lo referente a la participación y denuncia ciudadana: en el primero invitan a los servidores públicos, ya sea estatales o municipales, a compartir irregularidades en su propia área de trabajo; en otro invitan a los ciudadanos a realizar sugerencias de fiscalización; un tercero se titula “Alerta empresarial”, enfocado a entes privados que interactúan con organismos públicos, y el cuarto es para denunciar a servidores públicos de la propia Auditoría que actúen con falta de ética en la función encomendada.

En la charla con los líderes de opinión nos mostraron datos proporcionados por Transparencia Internacional, donde al cierre del 2018 México se encontraba en el lugar 138 del ranking del índice de la percepción de la corrupción y en el contexto internacional nuestro país se encuentra posicionado con mayor corrupción que Argentina, Brasil, El Salvador, Panamá y Perú; un 61% de los resultados de una importante encuesta mostraron que el desempeño del gobierno contra dicha corrupción es deficiente. En el índice de soborno en América Latina y El Caribe nuestro país azteca se presenta con un preocupante 51% ocupando el primer lugar de esta zona geográfica. Las consecuencias de la corrupción se presentan en los ámbitos económicos, políticos y sociales del país. La inversión extranjera es menor que en otros países menos corruptos, la democracia se pone en entredicho y los niveles de violencia se presentan en altos lugares.

Después de haber sido electo a través de un concurso de oposición, Héctor Acosta enfrenta el duro compromiso de combatir la corrupción dejando a un lado por completo los colores y sus personales preferencias. Su equipo, que incluye a los licenciados José Luis Aldana en Normatividad y Seguimiento, Alejandra Rascón en Gestión, Gloria Elia Sánchez en Cumplimiento Financiero, Esaú Sánchez en Asuntos Penales y Leoncio Lara en Comunicación son gente con un perfil más que adecuado para el rol que les toca desempeñar. Nuestros mejores deseos y a realizar lo que también a nosotros como ciudadanos nos corresponda. Venga.


jueves 13 de junio de 2019

Preocupante abstencionismo

jueves 06 de junio de 2019

Los primeros 6 meses de la 4T

jueves 30 de mayo de 2019

La renuncia de Germán Martínez

jueves 23 de mayo de 2019

Maestro

jueves 16 de mayo de 2019

La decisión de morir

jueves 09 de mayo de 2019

Los Pinos hoy en día

jueves 02 de mayo de 2019

Envidia

jueves 18 de abril de 2019

Urgencias en el IMSS

jueves 11 de abril de 2019

Comisión Estatal de Derechos Humanos

Cargar Más