/ lunes 6 de noviembre de 2023

Si Latinoamerica se uniera

No se si ustedes lo han pensado antes, pero para mi es muy evidente la diferencia de mentalidad que existe en las diferentes culturas y nacionalidades. No piensa igual un japonés a un americano o a un europeo ni a un mexicano. Cada cultura tiene su forma de ser que le da ventajas y desventajas para jugar en el sistema económico del mundo. A unas culturas les favorece más su forma de ser, a otras su orden, a otras les ayuda mucho el nivel de educación de su población, etc. Pero de verdad hay una cultura que tiene un enorme potencial y es la latina.

Hay personas que priorizan otras habilidades pero los latinos hemos sido víctimas de una historia que nos ha forjado con un carácter sumamente especial por lo persistentes, aguerridos, resolutores de problemas y con una inteligencia emocional muy característica. A los latinos nos sobra vida, porque sabemos vivirla, pero nos faltan recursos.

Nuestra historia nos muestra que hemos sido explotados por distintos flancos en diferentes momentos. Cuando hablan con resentimiento de la conquista a mi me parece un poco iluso porque realmente no nos fue tan mal como a otros países conquistados (a EUA le fue peor, pero en otra columna lo hablamos) y nos seguimos victimizando de la conquista española cuando la explotación real de latinoamérica es hoy.

Existen muchos intereses que han hecho que nuestros países no desarrollen su potencial al 100%. Nunca pudimos explotar en toda su capacidad nuestros recursos petroleros o los mineros. Seguimos detenidos “por organizaciones internacionales” para generar energía nuclear o extraer gas natural de nuestros subsuelos. Estos son algunos ejemplos de frenos que nos han puesto a los latinos que han evitado desarrollarnos con un mayor potencial.

No estoy victimizando ni aventando culpas, pero es importante que ampliemos la perspectiva y nos imaginemos una región realmente unida que nos permita potenciar a nuestra zona que tiene una economía muy dinámica, una enorme riqueza de recursos naturales y, sobre todo, una cultura de trabajo y lucha como ninguna otra en el mundo. Todo esto sin contar que somos una región llena de personas jóvenes a los que con un poco más de herramientas, podemos impulsar para crecer nuestras economías.

Hoy en día se empieza a sentir un poco más esa unión. El mundo se está dando cuenta de muchas cosas que no tenían sentido en las relaciones internacionales. Por ejemplo, el embargo de Estados Unidos a Cuba que no tiene ningún sentido de existir en pleno 2023 y que por primera vez en la ONU se votó casi unánime en contra de ese embargo solo quedando aceptado por EUA, Israel y el voto en abstención de Ucrania. ¿Qué piensas de esto?

La guerra de Israel contra Palestina, también está cambiando mucho la percepción de lo que nos habían vendido. Estamos viendo un abuso de poder de Israel contra un pueblo inocente que no tuvo nada que ver con el grupo terrorista de Hamas. Esto también está revolucionando las mentes.

Por eso es importante que en esta revolución internacional de conciencias nos imaginemos y trabajemos por un fortalecimiento regional que vea por los intereses de la región y su gente y no por intereses de otras potencias. Esto podría cambiar, para bien, el futuro de nuestras naciones en el nuevo acomodo de fuerzas que se está aproximando.


No se si ustedes lo han pensado antes, pero para mi es muy evidente la diferencia de mentalidad que existe en las diferentes culturas y nacionalidades. No piensa igual un japonés a un americano o a un europeo ni a un mexicano. Cada cultura tiene su forma de ser que le da ventajas y desventajas para jugar en el sistema económico del mundo. A unas culturas les favorece más su forma de ser, a otras su orden, a otras les ayuda mucho el nivel de educación de su población, etc. Pero de verdad hay una cultura que tiene un enorme potencial y es la latina.

Hay personas que priorizan otras habilidades pero los latinos hemos sido víctimas de una historia que nos ha forjado con un carácter sumamente especial por lo persistentes, aguerridos, resolutores de problemas y con una inteligencia emocional muy característica. A los latinos nos sobra vida, porque sabemos vivirla, pero nos faltan recursos.

Nuestra historia nos muestra que hemos sido explotados por distintos flancos en diferentes momentos. Cuando hablan con resentimiento de la conquista a mi me parece un poco iluso porque realmente no nos fue tan mal como a otros países conquistados (a EUA le fue peor, pero en otra columna lo hablamos) y nos seguimos victimizando de la conquista española cuando la explotación real de latinoamérica es hoy.

Existen muchos intereses que han hecho que nuestros países no desarrollen su potencial al 100%. Nunca pudimos explotar en toda su capacidad nuestros recursos petroleros o los mineros. Seguimos detenidos “por organizaciones internacionales” para generar energía nuclear o extraer gas natural de nuestros subsuelos. Estos son algunos ejemplos de frenos que nos han puesto a los latinos que han evitado desarrollarnos con un mayor potencial.

No estoy victimizando ni aventando culpas, pero es importante que ampliemos la perspectiva y nos imaginemos una región realmente unida que nos permita potenciar a nuestra zona que tiene una economía muy dinámica, una enorme riqueza de recursos naturales y, sobre todo, una cultura de trabajo y lucha como ninguna otra en el mundo. Todo esto sin contar que somos una región llena de personas jóvenes a los que con un poco más de herramientas, podemos impulsar para crecer nuestras economías.

Hoy en día se empieza a sentir un poco más esa unión. El mundo se está dando cuenta de muchas cosas que no tenían sentido en las relaciones internacionales. Por ejemplo, el embargo de Estados Unidos a Cuba que no tiene ningún sentido de existir en pleno 2023 y que por primera vez en la ONU se votó casi unánime en contra de ese embargo solo quedando aceptado por EUA, Israel y el voto en abstención de Ucrania. ¿Qué piensas de esto?

La guerra de Israel contra Palestina, también está cambiando mucho la percepción de lo que nos habían vendido. Estamos viendo un abuso de poder de Israel contra un pueblo inocente que no tuvo nada que ver con el grupo terrorista de Hamas. Esto también está revolucionando las mentes.

Por eso es importante que en esta revolución internacional de conciencias nos imaginemos y trabajemos por un fortalecimiento regional que vea por los intereses de la región y su gente y no por intereses de otras potencias. Esto podría cambiar, para bien, el futuro de nuestras naciones en el nuevo acomodo de fuerzas que se está aproximando.


ÚLTIMASCOLUMNAS