/ martes 11 de junio de 2019

Comercio y migración

Toda negociación comienza con un NO. Por lo tanto, comienza siempre pidiendo más de lo que quieres y ofreciendo menos de lo que puedes ofrecer”. – Donald Trump


Quienes conocen los métodos para llevar a cabo una negociación saben que para resolver una problemática hay que ceder, perdiendo, para que ambas partes salgan ganando.


Igual sucedió en el evento donde México y Estados Unidos negociaron ante la amenaza del presidente Trump de subir aranceles a varios productos mexicanos a partir del 10 de julio en un 5 por ciento mensual, incrementándolo hasta alcanzar el 25.


El pánico surgió en muchos sectores de ambos países. Empresarios, analistas financieros, políticos y sociales auguraban en México una crisis mayor a la del 95 ante las amenazas del presidente norteamericano, mientras el sector empresarial estadounidense reflejaba el mismo temor ante la posible venganza de México de aumentar de igual forma aranceles en algunos productos que México exporta a los Estados Unidos.


Porque la verdad es que los norteamericanos mantienen un déficit comercial con México que, para marzo pasado, fuera de más de 14 mil millones de dólares según datos del Departamento de Comercio de los Estados Unidos. Las exportaciones de México al vecino país del norte sumaron alrededor de 290 mil millones de dólares de enero a noviembre del año pasado, mientras que las compras que realizó nuestro país llegaron a cerca de 230 mil millones de dólares lo cual convierte a México en el segundo mercado comercial, sólo después de China, con los Estados Unidos.


El principal argumento del presidente Trump para la amenaza fue la inmigración acelerada que se está dando ya que miles de centroamericanos atraviesan nuestro país para llegar a los Estados Unidos. El despliegue de la Guardia Nacional en la frontera sur, como uno de los elementos de la negociación pretende ser el argumento legal para regularizar el flujo migratorio conforme a lo que mandan las leyes de nuestro país, que junto con la consolidación de las inversiones norteamericanas para el desarrollo de las naciones fuentes de inmigrantes pretenden ser los elementos para detener esa migración forzosa ante la pobreza y necesidades que enfrentan los que deciden tomar este camino de abandono de sus lugares de origen.


Porque a pesar de los abusos y los agravios, hay más de 36 millones de mexicanos en los Estados Unidos, de los cuales casi 5 millones son emprendedores y constituyen una fuerza de trabajo nada despreciable, además de que cuentan con el aval que convierte al trabajador mexicano en uno de los mejores a nivel mundial.


Correo: vicmedina@hotmail.com

Toda negociación comienza con un NO. Por lo tanto, comienza siempre pidiendo más de lo que quieres y ofreciendo menos de lo que puedes ofrecer”. – Donald Trump


Quienes conocen los métodos para llevar a cabo una negociación saben que para resolver una problemática hay que ceder, perdiendo, para que ambas partes salgan ganando.


Igual sucedió en el evento donde México y Estados Unidos negociaron ante la amenaza del presidente Trump de subir aranceles a varios productos mexicanos a partir del 10 de julio en un 5 por ciento mensual, incrementándolo hasta alcanzar el 25.


El pánico surgió en muchos sectores de ambos países. Empresarios, analistas financieros, políticos y sociales auguraban en México una crisis mayor a la del 95 ante las amenazas del presidente norteamericano, mientras el sector empresarial estadounidense reflejaba el mismo temor ante la posible venganza de México de aumentar de igual forma aranceles en algunos productos que México exporta a los Estados Unidos.


Porque la verdad es que los norteamericanos mantienen un déficit comercial con México que, para marzo pasado, fuera de más de 14 mil millones de dólares según datos del Departamento de Comercio de los Estados Unidos. Las exportaciones de México al vecino país del norte sumaron alrededor de 290 mil millones de dólares de enero a noviembre del año pasado, mientras que las compras que realizó nuestro país llegaron a cerca de 230 mil millones de dólares lo cual convierte a México en el segundo mercado comercial, sólo después de China, con los Estados Unidos.


El principal argumento del presidente Trump para la amenaza fue la inmigración acelerada que se está dando ya que miles de centroamericanos atraviesan nuestro país para llegar a los Estados Unidos. El despliegue de la Guardia Nacional en la frontera sur, como uno de los elementos de la negociación pretende ser el argumento legal para regularizar el flujo migratorio conforme a lo que mandan las leyes de nuestro país, que junto con la consolidación de las inversiones norteamericanas para el desarrollo de las naciones fuentes de inmigrantes pretenden ser los elementos para detener esa migración forzosa ante la pobreza y necesidades que enfrentan los que deciden tomar este camino de abandono de sus lugares de origen.


Porque a pesar de los abusos y los agravios, hay más de 36 millones de mexicanos en los Estados Unidos, de los cuales casi 5 millones son emprendedores y constituyen una fuerza de trabajo nada despreciable, además de que cuentan con el aval que convierte al trabajador mexicano en uno de los mejores a nivel mundial.


Correo: vicmedina@hotmail.com

martes 15 de octubre de 2019

Tres hechos históricos

martes 08 de octubre de 2019

Los héroes anónimos

martes 01 de octubre de 2019

Adelantando los tiempos

martes 24 de septiembre de 2019

Celebrando el 23 de septiembre

martes 17 de septiembre de 2019

Entre agandalles y burlas

martes 10 de septiembre de 2019

“No somos iguales”

martes 03 de septiembre de 2019

El descontrol de las armas

martes 27 de agosto de 2019

Cero crecimiento ¿Tragedia económica?

martes 20 de agosto de 2019

Cuarenta y un años al aire

martes 13 de agosto de 2019

El nefasto negocio de las armas

Cargar Más